¿DE VERAS LOS OVNIS NOS VIGILAN?

(YA) DE VERAS LOS OVNIS NOS VIGILAN

TÍTULO: ¿De veras los OVNIs nos vigilan?

AUTOR: Antonio Ribera.

EDITORIAL: PLAZA & JANES, S.A. Editores (colección Rotativa).

FECHA DE EDICIÓN: 1975.

Bueno; otro libro sobre ufología. Un tema que ya ha estado de moda dos veces en España; en los ’70 y en los ’90 (aunque actualmente, en la segunda década del siglo XXI, vuelve a estarlo, pero con la añadidura de que está combinado con la Teoría del Antiguo Extraterrestre -o, lo que es lo mismo, creacionismo no bíblico-).

Al menos este autor, en este libro en concreto, solo se centra en la fenomenología de la aparición de los famosos platillos volantes. Aunque también tira de referencias pseudo-arqueológicas pretendiendo demostrar que durante la prehistoria los aliens nos visitaron, como si fuesen jubilados en la época dorada de Benidorm. También, por supuesto, habla de visitas extraterrestres en tiempos históricos (desde supuestos testimonio que datan del siglo XIX, hasta nuestros días. Bueno… hasta la séptima década del siglo XX).

Estamos ante uno de tantos libros y autores que se sumaron a esta oleada de literatura del misterio. Y, la verdad, es que tampoco sé qué más añadir acerca del manuscrito que nos ocupa esta entrada, porque prácticamente todos hablan de lo mismo y de la misma manera.

Como detalle curioso, dedica un capítulo a comentar el asunto ufológico más destacado de España: El Asunto Ummo (completamente demostrado como hecho falso). Para aquellos que no sepan de qué va la cosa, no es más que otro caso de supuestos avistamientos OVNI, pero con la particularidad que ocurrieron en España. Lo normal en esta temática es que se hablen de sucesos en Gran Bretaña, EEUU, Francia, la antigua URSS… Básicamente de donde salen la mayor parte de escritores de estos temas.

Reconozco que, de pequeñito, me gustaba bastante el tema. Y como a otros muchos, cuando estrenaron la serie Expediente X, allá por los ’90, me afectó tanto que mi interés por estas cosas creció de forma moderada. Aunque creo que esto ya os lo he comentado en alguna entrada anterior.

Pero en definitivas cuentas, todos estos sucesos acaban cayendo por su propio peso ya que principalmente solo se dispone de testimonios que, con el correr del tiempo, se van distorsionando por el olvido y por el desconocimiento acerca del fenómeno natural o antropogénico (aviones y otros artefactos tecnológicos, muy terráqueos) que se hubiera visualizado en aquel momento.

Y como el autor no se mete en demasiadas chaladuras respecto al origen de la vida y otras cosas del estilo, en vez de darle la peor calificación del blog, le doy el término medio… Hoy me siento tranquilo y sin ganas de agitar los ánimos 🙂 .

SELLO DE CALIDAD:

REGULAR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s